Las mejores cámaras PTZ: qué son y cómo funcionan

Qué es una cámara PTZ

Como se ha mencionado anteriormente, las cámaras PTZ son cámaras que tienen la capacidad de ser controladas de forma remota y tienen la característica de poder girar sobre ejes horizontales y verticales y hacer zoom sobre determinados puntos o zonas de interés.

Estos modelos de cámaras son cada vez más populares, sobre todo porque ahora pueden adquirirse a precios muy asequibles.

La posibilidad de utilizar cámaras PTZ proporciona una vigilancia completa en muchos contextos, tanto en el hogar como en el trabajo, en interiores y exteriores.

La mejor manera de utilizar este tipo de dispositivo es conectarlo dentro de un circuito de videovigilancia en el que se intercalen sistemas de conexión entre las cámaras.

De este modo, las llamadas cámaras maestras, es decir, las que vigilan en una visión general, pueden solicitar el control específico de una zona concreta poniendo en marcha la PTZ.

Cómo funciona una cámara PTZ: los diferentes tipos del mercado

Para entender el funcionamiento de una cámara PTZ, es decir, cómo, cuándo y por qué gira sobre sus ejes y hace zoom, es necesario evaluar primero las principales características de este tipo de dispositivos y los diferentes modelos existentes en el mercado.

Debe saber, de hecho, que no todas las PTZ son iguales: no hablamos de la estética, por supuesto, sino sobre todo de las tecnologías de funcionamiento.

Por lo tanto, en primer lugar hay que entender cómo se transmiten los comandos de cambio de vista, la rotación a lo largo de los ejes derecho-izquierdo o los altos-bajos.

Éstas pueden ser diferentes en función de si son manuales o centralizadas y también de si se utiliza una cámara analógica o digital.

De hecho, en el caso de las cámaras analógicas, las órdenes de movimiento se transmiten a través de un cable RS485 que permite la comunicación con la consola de control.

Si, por el contrario, tienes cámaras digitales, la información pasará por el cable de red, es decir, por el mismo cable que se utiliza para la transmisión de vídeo.

También hay que diferenciar entre los modelos mecánicos o motorizados y los no mecánicos.

Los primeros se utilizan principalmente para el control de entornos cerrados y tienen un brazo mecánico que permite una mayor posibilidad de movimiento.

Estas cámaras son controladas y puestas en movimiento por un operador que elige ver un punto concreto haciendo zoom o girando la propia cámara.

Suelen fijarse a la pared mediante clavijas y tienen un rango de zoom de entre 10x y 26x según el modelo.

En cambio, las cámaras no mecánicas, aunque pueden girar sobre los dos ejes y hacer zoom, no están equipadas con piezas móviles adicionales. Por lo tanto, tienen una menor amplitud de movimiento, pero son más resistentes al desgaste.

Según el modelo, algunas cámaras pueden colocarse en posiciones precisas en las que centrar regularmente la atención.

De este modo, al pasar de una posición de control a otra, puedes dirigir el objetivo inmediatamente a un punto concreto, sin tener que buscarlo cada vez.

Características
Antes de comprar una cámara PTZ, es importante que tenga en cuenta una serie de características técnicas específicas, que le permitirán comprender la calidad del modelo seleccionado.

Por lo tanto, primero hay que prestar atención a la resolución. Este parámetro no es específico de las cámaras PTZ, pero siempre debe tenerse en cuenta para cualquier modelo de cámara que desee comprar. Una buena resolución también garantiza una perfecta visualización de la imagen al acercar y alejar el zoom.

En cuanto al zoom, es importante recordar que las cámaras PTZ no deberían utilizar zooms inferiores a 10x. Los modelos más habituales del mercado tienen zooms entre 10x y 26x: la elección depende mucho del tipo de zona que se quiera vigilar y de su tamaño.

Otra función interesante presente en algunos modelos avanzados es la detección automática.

Cuando una persona o un vehículo se acerca demasiado a la zona que estás vigilando, la cámara apunta su objetivo a la persona u objeto en movimiento, siguiéndolo hasta el límite de su zona de cobertura.

Si necesita que una cámara forme parte de un sistema de vigilancia automatizado, esta característica es esencial, ya que garantiza un seguimiento preciso de cualquier movimiento que se produzca en las proximidades de la zona que se va a vigilar.

¿Por qué elegirlo?
Las razones por las que puede ser conveniente optar por una cámara de tipo PTZ en lugar de una fija pueden ser diferentes y dependen en gran medida de la zona a vigilar y de sus necesidades específicas.

Por el momento, cabe destacar que son una de las formas más rentables de vigilar completamente una zona, ya sea en interiores o en exteriores, para la que una simple cámara fija no es suficiente.

Uno de los puntos fuertes de estos modelos, por ejemplo, es que son a prueba de robos.

A diferencia de las cámaras fijas, las PTZ pueden seguir a sujetos en movimiento, tanto si la función específica está presente como si la controla un operador de consola.

Así, siempre podrán detectar a los malos, porque una cámara PTZ no tiene puntos ciegos.

Además, y esto es algo que debe tener en cuenta, las cámaras PTZ son hoy en día muy rentables: en muchos casos, su coste es comparable al de los modelos fijos.

Los beneficios
La elección de una cámara PTZ le proporcionará una serie de ventajas.

La primera es, sin duda, la de una cobertura más amplia, tanto en el eje horizontal como en el vertical, gracias a las posibilidades de movimiento del objetivo.

Este aspecto es fundamental si se piensa que una cámara PTZ es capaz de cubrir zonas que, en el caso de las cámaras fijas, nunca se podrían alcanzar si no es con la instalación de un mayor número de dispositivos.

Otra ventaja importante es la posibilidad de establecer un control remoto: aunque no se esté en la zona de la consola o de la propia cámara, de hecho, se puede intervenir sobre las zonas en las que la cámara está disparando gracias a un software específico que se utiliza a través del ordenador o del dispositivo móvil.

Estos aspectos enumerados pueden considerarse los estándar, es decir, los típicos de las cámaras PTZ de nivel básico.

Es fácil imaginar que los modelos más avanzados también tienen una serie de características que aportan más ventajas al uso de la propia cámara, desde la iluminación direccional hasta la presencia de micrófonos y altavoces y mucho más.

Las desventajas
Aunque son muy atractivas y ciertamente de alta tecnología, las cámaras PTZ tienen algunos problemas menores que pueden hacerlas menos convenientes.

La primera, que sin embargo también está relacionada con otros tipos de cámaras, es la relativa a la privacidad, especialmente cuando este tipo de dispositivos se instalan para el control de entornos exteriores.

En cuanto a la cámara en sí, hay dos puntos importantes a tener en cuenta. En primer lugar, no todos los modelos son compatibles con la colocación en exteriores.

Por lo tanto, antes de proceder a la compra, tendrá que asegurarse de que el modelo que elija tenga al menos una certificación IP66, es decir, que sea resistente a la lluvia intensa.

De lo contrario, te encontrarás con la instalación de un dispositivo que puede no funcionar a la primera de cambio.

Por último, hay que tener en cuenta que las cámaras PTZ, especialmente las que tienen un brazo mecánico, pueden sufrir desgaste si su objetivo se mueve constantemente de una posición a otra.

Esto es especialmente cierto en el caso de las cámaras de exterior, que deben recibir un mantenimiento regular para garantizar que duren más tiempo.

Conclusiones
Las cámaras PTZ pueden ser una opción perfecta para la videovigilancia en diversos entornos, tanto en interiores como en exteriores. Sin embargo, antes de comprar una, es importante que se asegure de cuáles son sus necesidades específicas y, por tanto, qué tipo de cámara se adapta mejor a sus necesidades. De este modo, puede estar seguro de que la compra se realiza con conocimiento de causa y, por lo tanto, es más conveniente.

Última actualización el 2021-05-06 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados